top
PROBLEMÁTICA DE LAS MINAS A.P.
 
 

Las minas terrestres son poderosos artefactos, que no perdonan un error o descuido. A diferencia de otras armas, para cuya mayoría se precisa que alguien apunte y dispare, las minas terrestres antipersonal son accionadas por las víctimas. Es decir están concebidas para explosionar cuando una persona tropiece con ellas o las manipule, o al mover el cable de disparo conectado a la misma. Una vez sembradas, sus efectos son indiscriminados y de larga duración. Las minas terrestres no hacen distinción entre soldados y personas civiles. Matan o mutilan al niño que juega al fútbol con la misma facilidad que a un soldado que efectúa patrullaje.

La Convención de Ottawa es parte de la respuesta internacional a la crisis de índole humanitaria originada por la proliferación de minas antipersonal.

El Gobierno de Chile, como Estado Parte de la Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucción, "Convención de Ottawa"; debe materializar actividades de Acción Contra Minas y Operaciones de Desminado Humanitario en el territorio nacional, para cumplir con las obligaciones contraídas con la ratificación de la Convención, como asimismo incorporar a las actividades del desarrollo nacional zonas del territorio, actualmente afectadas por minas antipersonal, actividades todas que van en directo beneficio de la población civil, en especial la que habita en zonas aledañas a campos minados.

Las actividades de Desminado y Acción Contra Minas en Chile, cuentan con el apoyo de todas las autoridades, organizaciones e instalaciones del Estado, que tengan jurisdicción en las zonas donde se emplearán medios del Ejército, Armada u otras organizaciones en el cumplimiento de las actividades de Acción Contra Minas; como también, se podrá solicitar el apoyo de otras organizaciones que, no estando en las zonas jurisdiccionales de empleo, puedan apoyar y asesorar a la Comisión Nacional de Desminado en el cumplimiento de su cometido.

Las principales limitaciones para materializar estas actividades, están representadas por la dificultad que presenta el escenario y ubicación geográfica donde se emplazan los campos minados en Chile, dado que corresponden a zonas aisladas y en algunos casos de extremas condiciones climáticas, lo que afectará la programación y ejecución de las actividades de Acción Contra Minas y particularmente las Operaciones de Desminado.

Las restricciones se encuentran básicamente representadas por las variables financieras, considerando que el costo de las actividades de Acción Contra Minas en Chile, debe ser solventado con recursos del erario nacional y cuando sea factible y en la medida de lo posible, aportes de la comunidad internacional, lo que obliga a optimizar los recursos que se asignen, sin que lleguen a comprometer el cumplimiento de los plazos establecidos en la Convención de Ottawa para el término de los trabajos. Presunción básica, es que durante el proceso de planificación y preparación, se cuente con recursos económicos que sustenten las actividades de Acción Contra Minas y Operaciones de Desminado Humanitario.

   
victima1
Se cree que en el mundo existen unos 100 millones de minas antipersonal, siendo los países de África y Oriente Medio los más afectados (fotos: Naciones Unidas)
victima2
       
pie